Páginas

Páginas vistas en total

Suscribirse por correo electrónico

domingo, 19 de abril de 2015

"La Tierra Solar", de Julián de la Torre: Un "ave rara" en el cielo



Luis Benítez

Pocas veces un primer libro, con el paso del tiempo y el desarrollo de la obra de su autor, deja de ser considerado por él mismo como un bosquejo, una concreción incompleta de lo que vendría después. No son pocos los poetas y narradores que abjuran de sus primeras entregas y, en ocasiones, hasta se oponen a que sean recordadas al momento en que se realizan antologías de sus obras, ya en la madurez. No siempre los lectores coincidimos con ellos: el último Borges no quería mucho a su inicial “Fervor de Buenos Aires” (1923); nosotros sí.

Posiblemente este no sea el futuro del poeta argentino Julián de la Torre (Buenos Aires, 1993) y cabe la esperanza de que dentro de unas décadas seguirá apreciando los valores de La Tierra Solar, su primer poemario (Ed. Cuadernos del Caburé, Buenos Aires, 2014), en coincidencia con los lectores de poesía. Tendrá él y tendremos nosotros varias razones para ello. Se trata de un volumen breve pero denso, donde la originalidad de los sentidos encontró ya una plasmación escritural muy adecuada para trasmitirnos intensamente la visión del mundo –de este y del otro, el suyo- que anima a su joven autor. Poemas que le devuelven al castellano esa potencia evocadora y esa energía emocional que añoramos al leer otros textos quizá bien intencionados; un manejo ya maduro de los múltiples recursos que ofrece la lengua par el paradójico cometido de la palabra poética: ir más allá de sus límites, dejarnos entrever aquello que Jacques Lacan  denominó como Lo Real. Al revés de lo que sucede con los textos que simplemente lo intentan, los versos de De la Torre sí llegan hasta allí, sorprendentemente concretos, acabadamente lúcidos, impecablemente escritos. Se aprecia en La Tierra Solar una característica claramente indicadora de sus cualidades: es imposible señalar dónde, en qué sección, en qué verso radica ese singular encanto que nos embarga, igual a eso que nos sucede al leer a otros autores, nuestros favoritos, de nuestro tiempo o del pasado. Es que ese poder extraño que su autor convoca ya en estas, las primeras páginas que nos dio, reside en toda la obra, es parte integral de ella, donde sentido y forma pierden sus límites para amalgamarse en esa tercera cosa que es la obra misma. Tal como Vicente Huidobro dijo, en La Tierra Solar la poesía está “como la madera en el árbol”.
Esta es una suerte de “marca de agua” de la buena, la única poesía, un género que no admite adjetivos adosados, porque ella es o simplemente no es.

Seguramente este no va a ser el último libro de este autor, a quien deberemos seguir título tras título. Al menos, esa es la esperanza que nos asiste, en un mundo –el literario y el otro- que no permite generalmente tener demasiadas.

Por ello, siendo un primer poemario, La Tierra Solar es una rara avis que debemos capturar ahora, para que nos brinde aquello que Borges empleó para definir la poesía: “la felicidad de las palabras”.



ASÍ ESCRIBE JULIÁN DE LA TORRE


Espejo cegado

Qué mañana implacable para el zorzal, para ser amarillo, rojo,
y cantar arriba, abajo, qué magnífica, qué mañana para su-
­mergirse como una roca en el cielo, para caer como un rayo en
el barranco, para cicatrizar como el relámpago en la piedra, y
gritando, los perros están gritando, oh cabezas salientes de gu-
rúes, cabezas cortadas de indios en el diestro y siniestro Oeste.
¿Hacia quién avanza la caza? ¡Aleja esa antorcha de este espa-
­cio sin precedentes, despedazado, oscurecido! La vaca mortifi-
­cada está cicatrizando, ¿es ahora que lo distingo?

…………………………………………………………………………………………..

La tierra solar

Cada día sin orillas se levantan
el árbol, la fuente, los ríos
hacia todas partes, desbordando
el cuerpo y la flor que sangra.
¡Alegría! Corre el agua
por el prado y la palabra.
Veo un pastor en su canoa
debajo de su brazo está su único hijo
hace muchos años enterrado,
veo que la luna torna en un nuevo día
luz y aire
un río inmenso, voces
y mientras el mundo comienza a girar en otro sentido
siento al amor iluminar mi salón silencioso
mi espacio abierto.



sábado, 18 de abril de 2015

Editorial italiana lanza colección de poesía latinoamericana



El sello Raffaelli Editore, de Rímini, Italia, sumó a su colección de poesía en español -dirigida por el poeta chileno Mario Meléndez- seis nuevos títulos en libro electrónico, accesibles desde las tiendas virtuales de todo el mundo. Se trata de antologías de poetas latinoamericanos de dilatada y reconocida trayectoria: los chilenos Oscar Hann y Hernán Lavín Cerda, el uruguayo Rafael Courtoisie y los argentinos Jorge Boccanera y Luis Benítez. La casa editora italiana seguirá enriqueciendo sus colecciones de poesía latinoamericana contemporánea con nuevos lanzamientos en el curso de año.
Los lanzamientos de referencia, disponibles como e-books y pdf, son: Soy una piedra lanzada de canto (Óscar Hann); La comedia del cadáver (Hernán Lavín Cerda); Levedad de las piedras y La biblia húmeda (Rafael Courtoisie); Poemas tirados por caballos (Jorge Boccanera) y Las palabras y los días (Luis Benítez).

Raffaelli Editore
Vicolo Gioia, 10
47921 - Rimini - Italia
Tel. (+39) 0541 21552
Fax. (+39) 0541 55450


Luis Benítez
(Buenos Aires, 1956). Es miembro de la Academia Iberoamericana de Poesía, Capítulo de New York, (EE.UU.) con sede en la Columbia University, de la World Poetry Society (EE.UU.); de World Poets (Grecia), del Advisory Board de Poetry Press (La India) y del PEN Club. Ha recibido el título de Compagnon de la Poèsie de la Association La Porte des Poètes, con sede en la Université de La Sorbonne, París, Francia. Miembro de la Sociedad de Escritoras y Escritores de la República Argentina (SEA) y de la Asociación de Poetas Argentinos (APOA). Ha recibido numerosos premios nacionales e internacionales por su obra literaria, entre ellos el Primer Premio Internacional de Poesía La Porte des Poètes (París, 1991); la Mención de Honor del Concurso Municipal de Literatura (Poesía, Buenos Aires, 1991); el Segundo Premio Bienal de la Poesía Argentina (Buenos Aires, 1992); el Primer Premio Joven Literatura (Poesía) de la Fundación Amalia Lacroze de Fortabat (Buenos Aires, 1996); el Primer Premio del Concurso Internacional de Ficción (Montevideo, 1996); el Primo Premio Tuscolorum Di Poesia (Sicilia, Italia, 1996); el Tercer Premio Eduardo Mallea de Narrativa (Buenos Aires, período 1995-1997); el Primer Premio de Novela Letras de Oro (Buenos Aires, 2003); el Accesit 10éme. Concours International de Poésie (París, 2003) y el Primer Premio Internacional para Obra Publicada “Macedonio Palomino” (México, 2008). Sus 36 libros de poesía, ensayo, narrativa y teatro han sido publicados en Argentina, Chile, España, Estados Unidos, Francia, Inglaterra, Italia, México, Rumania, Suecia, Venezuela y Uruguay.

Jorge Boccanera
(Argentina, 1952). Publicó los siguientes libros de poesía: Los espantapájaros suicidas (1973); Noticias de una mujer cualquiera (1976); Contraseña (1976); Música de fagot y piernas de Victoria (1979); Poemas del tamaño de una naranja (1979); Los ojos del pájaro quemado (1980, incluye los libros Contra el bufón del rey y Oración para un extranjero); Polvo para morder (1986); Sordomuda (1991); Bestias en un hotel de paso (2002) y Palma Real (2008). Sus poemas fueron reunidos en las antologías personales: Marimba (1986); Antología poética (1996); Zona de tolerancia (1998); Antología personal (2001); Poemas (2002); Servicios de insomnio (2005); Tambor de jadeo (2008); Libro del errante (2009); Sombra de dos lugares (2009); Labios de ramas quebradas (2013) y Cartas de nadie a nunca (2013). Autor de los ensayos: Confiar en el misterio/ Viaje por la poesía de Juan Gelman (1994); Sólo venimos a soñar. La poesía de Luis Cardoza y Aragón (1999) y Voces tatuadas. Crónica de la poesía costarricense 1970-2004 (2004). Escribió además libros de historias de vida, crónicas y testimonios, entre ellos: Ángeles trotamundos (1993); Malas compañías (1997); Tierra que anda/ el exilio de los escritores (1999) y Redes de la memoria/ Escritoras ex detenidas de la dictadura (2000). En 2002 salió su libro de relatos La pasión de los poetas. Como periodista fue jefe de redacción de las revistas Plural (México); Crisis (Argentina) y Aportes (Costa Rica), y director de Nómada, revista de la Universidad Nacional de San Martín. Entre otros galardones, obtuvo el Premio Casa de las Américas (Cuba, 1976), Premio Nacional de Poesía Joven (México, 1977), Premio Internacional Camaiore (Italia, 2008), Premio Casa de América (España, 2008), Gran Premio de Honor de la Fundación Argentina para la Poesía (Argentina, 2012) y el Premio Internacional a la trayectoria poética “Ramón López Velarde” (México, 2012).

Rafael Courtoisie
 (Montevideo, Uruguay, 1958). Poeta, narrador y ensayista. Miembro de número de la Academia Nacional de Letras. Acaba de aparecer, en España, su libro El lugar de los deseos (Valencia, editorial pre-textos) y la segunda edición (en Uruguay, 1ª edición en España) de Partes de todo (ensayo-poesía). Ha dictado seminarios y conferencias en numerosas universidades e instituciones de España, Inglaterra, Francia, Italia, Israel, Grecia, Turquía, Bosnia, Canadá, Estados Unidos y América Latina. Ha recibido, entre otros, el Premio Fundación Loewe de Poesía (España, Editorial Visor, jurado presidido por Octavio Paz), el Premio Plural (México, jurado presidido por Juan Gelman), el Premio de Poesía del Ministerio de Cultura del Uruguay, el Premio Nacional de Narrativa, el Premio de la Crítica de Narrativa, el Premio Internacional Jaime Sabines (México), el Premio Blas de Otero (España), el Premio Internacional de Poesía José Lezama Lima (Cuba) por su libro Tiranos temblad y el Premio Casa de América (España) por su obra Parranda.

Óscar Hahn
(Chile, 1938). Poeta, ensayista, crítico literario. Es Doctor en Filosofía por la Universidad de Maryland. Entre 1971 y 1972 fue miembro del Taller de Escritores de la Universidad de Iowa. Después fue docente de esa misma universidad por más de tres décadas. Actualmente es Profesor Emérito. Entre sus libros figuran: Esta rosa negra, Arte de morir, Mal de amor, Versos robados, Apariciones profanas, En un abrir y cerrar de ojos, Pena de vida y La primera oscuridad. De los múltiples reconocimientos a su obra destacan: Premio Casa de América de España (2006), Premio José Lezama Lima (2008), Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda (2011), el Premio Nacional de Literatura (2012) y el premio Loewe de poesía por Los espejos comunicantes (2014). Es considerado una de las voces más importantes de la poesía Hispanoamericana.

Hernán Lavín Cerda
(Santiago de Chile, 1939). Es licenciado por la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile, en 1965, dentro del área de Comunicaciones. Fue redactor y columnista de varios periódicos y revistas de Chile durante la década del 60 y principios del 70. En 1970 obtuvo el Premio Vicente Huidobro por su texto de narrativa La crujidera de la viuda, que luego publicó en México la Editorial Siglo XXI. Durante 1971 fue becario del Taller de Escritores Jóvenes dirigido por Enrique Lihn en la Universidad Católica. Pertenece a la generación del 60 que también se conoce como la generación violentada, disgregada o del exilio. Reside en México a partir de octubre de 1973. Desde 1974 es profesor en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México, dentro del área de Letras Hispánicas. De 1975 a 1979 dirigió el Taller de Poesía del Instituto Nacional de Bellas Artes, que se impartió en la Capilla Alfonsina (casa de Alfonso Reyes). A partir de 1992 es miembro de la Academia Chilena de la Lengua. Ha publicado alrededor de sesenta libros de poesía, novela, cuento y ensayo. Ha sido traducido al alemán y parcialmente al inglés e italiano. Aparece en el Diccionario de Escritores Mexicanos, tomo IV, publicado por el Instituto de Investigaciones Filológicas, Universidad Nacional Autónoma de México, en 1997. Su obra, tanto poética como narrativa, se incluye en antologías de Latinoamérica, Estados Unidos y España.


domingo, 5 de abril de 2015

Clásicos del teatro venezolano


Por E.A. Moreno-Uribe

Leonardo  Azparren Giménez (Barquisimeto, 1941), sin autobombos ni prensa tarifada, prosigue trabajando y mostrando lo que hace para el bien de la historia cultural de país. Recientemente  presentó o bautizó su libro Clásicos del teatro venezolano, el cual contiene o compila 44 piezas teatrales escritas por 44 venezolanos a lo largo de tres siglos; son 2.600 páginas en tres tomos. 

Clásicos del teatro venezolano, otra  publicación de la editorial Bid &Co, auspiciada por Seguros Banesco, incluye un estudio de Azparren Giménez sobre el panorama histórico de la dramaturgia venezolana en correlación con la sociedad venezolana. “Las obras están organizadas en tres grupos, correspondientes a tres períodos históricos: a) la constitución del teatro nacional (1817-1908); b) la primera modernidad (1909-1958); y la segunda modernidad (1958-2011). De esta manera el lector, en especial los profesores y alumnos de literatura y teatro, por primera vez tendrán una visión panorámica e histórica completa de la dramaturgia venezolana”, ha dicho el investigador.

Para escoger las obras se tomó en consideración la evolución de la dramaturgia venezolana en correlación con el devenir de Venezuela y su sociedad a través de dos siglos, para de esta manera comprender la presencia perenne del teatro en la vida social y cultural nacional. Por eso, la selección cubre todos los períodos y circunstancias históricas venezolanas.

DESDE LA INDEPENDENCIA AL SIGLO XXI 

“Las obras ponen en evidencia, en primer lugar, la presencia del teatro desde los albores de la Independencia y comienzos de la república. Desde su punto de vista y su visión del ser humano y de la sociedad, cada autor representa situaciones, personajes y temas correlacionados con la vida del venezolano para presentarle una representación de sus sistemas de valores y creencias. También para testimoniar aquellos momentos de ruptura en los procesos sociales nacionales”, acotó. A juicio de Azparren Giménez, “las obras del pasado dialogan con el espectador contemporáneo mediante la confrontación de temas, situaciones y valores y creencias que pueden perdurar a través del tiempo. Por eso son clásicos, por su capacidad para trascender sus épocas y ser percibidos contemporáneos del espectador”.  

Clásicos del teatro venezolano   no es  una antología canónica pero sí justa con los 44 escritores que ahí están. No aspira constituirse en un canon del teatro nacional, puntualiza Azparren Giménez. Presenta  un panorama histórico de nuestra dramaturgia desde la constitución del teatro nacional a comienzos del siglo XIX, que permita comprender cómo fue construyéndose el imaginario dramático de lo que somos. 

CESAR RENGIFO

Considera Azparren Giménez que  César Rengifo, uno de los presentes en la publicación,  es un dramaturgo importantísimo y tiene una amplia obra. Junto a Román Chalbaud, Isaac Chocrón, José Ignacio Cabrujas  y Rodolfo Santana, es uno los grandes puntales del teatro moderno venezolano de la segunda mitad del siglo XX.

Eligió para la antología la pieza   Las torres y el viento   de Rengifo, porque “la escribió en 1969, como culminación y síntesis de los grandes temas que le preocuparon: la historia y el petróleo en esa saga. Su propósito fue integrarlos en una sola fábula. Es un texto ejemplar del nuevo teatro venezolano por su lenguaje experimental y su compromiso. Última de la tetralogía sobre el petróleo, escrita durante más de una década, su acción entre 1914 y la actualidad es doblemente imaginaria. El personaje central, el Visitante, llega herido y en estado agónico a una posada abandonada, pretexto mediante el cual Rengifo reconstruye la historia del lugar, metáfora de la historia nacional, en la que la explotación de los indios en el pasado colonial y la explotación petrolera actual son una misma historia de sumisión y depredación. La acción va al pasado y regresa una y otra vez, hasta que al final el espectador sabe que el Visitante es un correo de las guerrillas. Este elemento de la intriga sirve para articular la significación de la fábula, una revisión de la historia venezolana desde la época de la Colonia hasta el presente. La intriga se articula gracias a la situación onírica y febril del Visitante. Las situaciones del pasado no son recuerdos suyos porque no fueron vividas por él; es decir, son un artificio estratégico del discurso de Rengifo  para hacer inteligible su propósito ideológico y político, además de mostrar su madurez discursiva en el empleo de una estructura dramática abierta".

IMPORTANTE LEGADO

Los tres tomos de  Clásicos del teatro venezolano reúnen a 44 autores y sus respectivas obras elegidas: Gaspar Marcano (El encuentro del español Pablo Cabrera con el patriota Francisco Machuca en las alturas de Matasiete, 1817). Domingo Navas Spínola (Virginia, 1824).Rafael Agostini (Cora o los hijos del Sol, 1837). Pedro Pablo del Castillo (El fanatismo druida o la sacerdotisa, 1839). Heraclio Martín de la Guardia (Luisa Lavellière, 1853). Eloy Escobar (Nicolás Rienzi, 1862). Nicanor Bolet Peraza (A falta de pan, buenas son tortas, 1873). Eduardo Blanco (Lionfort, 1879). Aníbal Dominici (La honra de la mujer, 1880). Adolfo Briceño Picón (Ambrosio Alfinger, 1887). José Ignacio Lares (El recluta, 1896). Salustio González Rincones (Las sombras, 1909). Rómulo Gallegos (El motor, 1910). Enrique Planchart (La república de Caín, 1913-1915). Leopoldo Ayala Michelena (La taquilla, 1922). Pablo Domínguez (Tremedal, 1933). Andrés Eloy Blanco (Abigail, 1937).Luis Peraza (El hombre que se fue,1938). Rafael Guinand (Yo también soy candidato, 1939). Julián Padrón (Fogata, 1939). Ramón Díaz Sánchez (La casa, 1945). Aquiles Certad (La serpiente sobre la alfombra, 1951). Pedro César Dominici (Amor rojo 1951). Elizabeth Schön (Intervalo, 1956). Ida Gramcko (La rubiera, 1958).Arturo Úslar Pietri (El dios invisible, 1958). Elisa Lerner (En el vasto silencio de Manhattan, 1963-1964). Román Chalbaud (Los ángeles terribles, 1967). Alejandro Lasser (La cueva, 1967). César Rengifo (Las torres y el viento, 1969). Mariela Romero (El juego, 1976). Edilio Peña (Los pájaros se van con la muerte, 1977). Gilberto Pinto (Los fantasmas de Tulemón, 1979).José Gabriel Núñez (Madame Pompinette, 1980). Ugo Ulive (Prueba de fuego, 1981). Néstor Caballero (Con una pequeña ayuda de mis amigos, 1983). José Ignacio Cabrujas (El americano ilustrado, 1986). Xiomara Moreno (El último piso de Babilonia, 1992). Isaac Chocrón (Escrito y sellado, 1993).Gustavo Ott (Comegato, 1995). Elio Palencia (Arráncame la vida, 1995). Carlos Sánchez Delgado (Su excelencia Otelo-Páez, 2001). Rodolfo Santana (El asesinato múltiple como diversión pública, 2011).



viernes, 3 de abril de 2015

El flautista de City Bell, de José María Pallaoro



Por Luis Benítez

José María Pallaoro es un poeta y periodista cultural argentino, nacido el 28 de febrero de 1959 en la ciudad de La Plata, Provincia de Buenos Aires, Argentina. Obra poética:  “El viaje circular” (1998); “Pájaros cubiertos de ceniza” (1999);  “Basuritas” (2010);  “Setenta y 4” (2011); “33 papelitos y una mora horizontal” (2012); “Una medida adecuada a todo” (2012); “Son dos los que danzan” (1ra. edición 2005; 2da. edición ampliada, 2012); “Una piedra haciendo patito” (2013); “Sono due quelli che danzano / Ples v dvoje” (edición bilingüe de “Son dos los que danzan”; trad. al italiano por la Prof. Ana Cecilia Prenz Kopusar y al esloveno por Marko Kravos y A. C. Prenz Kopusar, editado por Mediterránea, Centro di Studi Inerculturali, Dipartimento di Studi Umanistici, Università di Trieste, Italia, 2013); “Cantar a tientas” (2014).
Autor ya de una dilatada obra poética, Pallaoro acaba de lanzar un nuevo volumen  que, genéricamente, corresponde a lo que conocemos como poemas en prosa: “El flautista de City Bell” (Ed. Libros de la Talita Dorada, City Bell, Prov. de Buenos Aires, Argentina, 2015, 40 pp., ISBN 978-987-1918-11-9). En la presente obra el autor platense da sobradas muestras de su capacidad para emplear una vasta gama de recursos literarios que evidentemente domina, sin perder por ello la frescura expresiva y la originalidad que lo caracterizan ya desde sus primeras producciones. La plasticidad de su estilo le permite a Pallaoro deslizarse a través de múltiples planos del discurso y dar cuenta de una amplia variedad de sentidos, sin perder por ello ni el nivel de evocación y la capacidad de acertar permanentemente en los núcleos de sentido a los que intenta acceder. Utilizando un lenguaje aparentemente sencillo y directo, sin embargo trasluce en esta colección de poemas en prosa una hondura que surge tanto de cada composición como de la suma de las partes, logrando una polifonía de poderoso impacto en la sensibilidad del lector. Lo social y lo amoroso; la situación del hombre contemporáneo en relación al universo y en referencia a sí mismo; el humor y el horror de nuestro tiempo; la alegría y el espanto de estar vivo; el conflicto de ser y de interactuar permanentemente con otros, son apenas una parte de las tópicas que aborda este volumen, pequeño en extensión, pero de una densidad y un peso contundentes. Asimismo, la referencia cultural –los iconos culturales pregnantes- son empleados por José María Pallaoro en función de su decir, evitando que la apelación a nombres tan potentes -como los de Kafka, Paul Aster, Roberto Arlt, Debussy, el poeta argentino Almafuerte y otros- contamine su propia voz, cuando su intención es emplearla como contraste, como complemento o derivación de su propio discurso. En suma, un nuevo aporte de este autor cuyas obras saben sobradamente hacerse escuchar tanto dentro como fuera de su país.


  


Así escribe José María Pallaoro

BALDÍOS

Desde hace un tiempo, habita una extraña mancha en la pared.
La veo desde el interior de mi casa. La pared es una medianera. Da a un baldío. Nunca pisé ese baldío. Tampoco sé el origen de la mancha. Si bien la pared está un poco alejada del ventanal, digamos unos ocho metros y medio, no llego a percibir su naturaleza. No es de humedad, seguro. Ni la sombra de un pájaro petrificado. Es una mancha que nunca cambia. Sea la hora del día que sea, la mancha permanece inmutable.
A veces, tengo el deseo de salir, y observarla mejor, pero la sensación persiste unos segundos, y enseguida retorna la cordura. También, en ciertos breves momentos, quisiera perderla, y ver, y ver realmente esa mancha que como escupitajo o asteroide desconocido está aplastada a la pared que da a un baldío.


CITY BELL AGAIN, MARIANNE

¿Te amé en aquellos días de rock y furia? Quizás estaba demasiado pasado en ese presente de cuerdas rotas. Me pediste caminar, los dos solos, por el West End, dejar esa habitación asfixiante de agujas. Tenías deseos de contarme, soplar al viento de tu infancia en Hampstead.
Eras una chica tan bella, decías, viviendo en la miseria de la fortuna.

Luego, iluminaste la historia de este siglo que ya es otro, y terminamos, riéndonos, y tarareando melodías de Ben Webster y una balada que no recuerdo. En estos años creciste con las bellas cicatrices del futuro. Yo, sigo igual, oyendo, aún tus palabras, mientras camino por una calle cualquiera de City Bell, ahora sí, creo, con un loco amor como todo recurso.

XVIII Encuentro de poetas iberoamericanos de Salamanca

 XVIII ENCUENTRO DE POETAS IBEROAMERICANOS DE SALAMANCA Y OTRAS NOTICIAS RELACIONADAS
BOLETÍN POÉTICO SALMANTINO
(ENCUENTRO DE POETAS IBEROAMERICANOS)


Poetas y amigos(as) de la Poesía y de la Salamanca cultural:
Aquí les hago llegar varios enlaces y unos artículos en PDF. Saludos siempre fraternos,

Alfredo P. Alencart

OJO: Este correo lo uso para realizar envíos masivos. Cualquier comunicación de respuesta, personal, hacerlo a mi correo de uso frecuente: 



LEÓN FELIPE Y JUAN RUIZ PEÑA SERÁN LOS HOMENAJEADOS DEL XVIII ENCUENTRO DE POETAS IBEROAMERICANOS
Adelantamos una primicia para los poetas que han pasado por los anteriores encuentros y para los amigos de la Poesía: Una vez cerrada la convocatoria con la gerencia de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes,  se acordó que el XVIII Encuentro de Poetas Iberoamericanos se celebre los días 7 y 8 de octubre. El mismo estará dedicado al zamorano-mexicano León Felipe, tan de tierras americanas (Recuerden sus versos: “América es la patria de mi sangre./ He muerto… y he resucitado./ ¿Entendéis ahora?”). Por otro lado, este año se cumple el primer centenario del excelente poeta andaluz-salmantino Juan Ruiz Peña, quien fuera profesor de la Universidad de Salamanca y cofundador de la Revista Álamo, de notable presencia aglutinante para los poetas de la posguerra. Ambos serán celebrados y habrá una antología dedicada al de Tábara, realizada por quien suscribe; y otra dedicada a Ruiz Peña, a cargo de Carmen Ruiz Barrionuevo, reconocida catedrática de Literatura hispanoamericana de la Usal, e hija del poeta. Para esta segunda antología se contará con el apoyo de ASUS, la Asociación de Antiguos Alumnos de la Usal, presidida por el profesor Enrique Cabero.
En próximos envíos les daremos a conocer mayores datos: participantes, etc…

Va un PDF adjunto con el poema de David de Medeiros Leite (‘Poema de Verbo’), escrito para celebrar el Día Mundial de la Poesía, y publicado el 14 de marzo en FOLHA POÉTICA, de la ciudad brasileña de Natal, capital del Estado de Rio Grande do Norte. Es una publicación que tiene 31 años de creación. Leite, doctor por Salamanca, participará en el XVIII Encuentro.

Y aquí un texto mío, publicado en Crear en Salamanca, con similar intención. Esta dedicado al notable poeta portugués Antonio Salvado, grande amigo:



RESEÑA SOBRE ‘EL ARPA OLVIDADA’, ÚLTIMO LIBRO DEL PUERTORRIQUEÑO JOSE LUIS VEGA
El suplemento cultural del Diario de León, ‘Filandón’, acaba de publicar una reseña firmada por José Enrique Martínez, sobre el sustancioso libro de ensayo del destacado poeta José Luis Vega, actual director de la Academia Puertorriqueña de la Lengua. El Libro ha sido publicado por la  reconocida editorial Pre-Textos, en Valencia. Vega participó en el VIII Encuentro de Poetas Iberoamericanos, también conocido como Cumbre Poética Iberoamericana (2005).


Acaba de publicarse un pequeño libro-poema mío, que tuvo el amparo de un valioso elenco de traductores (muchos de ellos también poetas) que lo trasvasaron a sus respectivos idiomas. Pronto se subirá a la Revista CREAR EN SALAMANCA, para que sea de acceso libre. Mientras, les adjunto un par de enlaces y una entrevista en PDF adjunto.



NUEVO LIBRO DE HAROLD ALVARADO TENORIO (Colombia)
Se adjunta, en PDF, una amplia entrevista al poeta en torno a su polémico libro de ensayos, titulado “La cultura en la República del Narco” (publicado por la panameña Editorial Podenco). Alvarado Tenorio participó en el XIII Encuentro de Poetas Iberoamericanos (2010). 

ACTOS DEL PEN CLUB DE BRASIL (‘ANTOLOGÍA RÍO DE JANEIRO, 450 AÑOS DE VERSO Y PROSA’, y ‘ALENCAR, O COMBATENTE DAS LETRAS’)
Presidido por el escritor Cláudio Aguiar, quien ofreció la conferencia de clausura del XV Encuentro de Poetas Iberoamericanos, dedicado a Miguel de Unamuno, el Pen Club acaba de presentar ‘Antologia Rio de Janeiro, 450 anos de verso e prosa’, coordinada por la poeta Jucara Valverde (quien participó en el XV Encuentro salmantino) y Lydia Simonato. Entre los poetas que tienen obra allí incluida, además de Valverde, están Astrid Cabral, Marcia Baroca, Edir Meireles y Alice Spíndola, todos participantes de los encuentros salmantinos en ediciones pasadas.

También patrocinó la presentación de la biografía, ALENCAR, O COMBATENTE DAS LETRAS, de Alcmeno Bastos. José de Alencar (1929-1877, es el más notable novelista del romanticismo brasileño. Se adjunta la publicidad de los dos actos ya realizados.

POEMAS DE PORTUGUESES Y BRASILEÑOS DEDICADOS A TERESA DE JESÚS, TRADUCIDOS AL CASTELLANO PARA EL MEJOR HOMENAJE POÉTICO POR SU V CENTENARIO
Los poemas han sido traducidos para la Revista EL COBAYA, del Ayuntamiento de Ávila, que ha dedicado un número triple, especial, para celebrar el V Centenario de Teresa de Jesús. Hay poemas de Carlos Nejar (miembro de la Academia Brasileña de Letras y participante del XIII Encuenro de Poetas Iberoamericanos); de Álvaro Alves de Faria (a quien se dedicó el X Encuentro de Poetas Iberoamericanos); de António Salvado, homenajeado durante el XIII Encuentro de Poetas Iberoamericanos); de Albano Martins, participante del XII Encuentro; así como poemas de Carlos Lopes Pires, Victor Oliveira Mateus y Mauro Rodrigues de Andrade.


Y algunos poemas más, del último poemario de ALBANO MARTINS:


‘INICIACIÓN A LA INTEMPERIE: OBRA REUNIDA (1937-1994)’, DE VICENTE GERBASI, APARECE EN QUERÉTARO, MÉXICO
Grata noticia. La obra completa del notable poeta venezolano Vicente Gerbasi (1913-1992), ha sido publicada por la editorial Calygramma, que desde Querétaro dirige el excelente poeta Miguel Aguilar Carrillo, participante del XI Encuentro de Poetas Iberoamericanos. La gestión del volumen, con apoyo Programa de Fomento a Proyectos y Coinversiones Culturales del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes de México, es mérito de Federico de la Vega; el cuidado editorial ha estado a cargo de Diana Rodríguez, y el prólogo lo firma el poeta Miguel Ángel Flores. Gracias a esos queridos poetas mexicanos por el empeño en ver editada la obra reunida de mi admirado don Vicente, el poeta de Canoabo. Bellísima edición la de “Iniciación en la intemperie’. Recomiendo que la adquiera aquel que desee degustar de lo que es alta Poesía. Posiblemente se presente, más adelante, en Salamanca.



SEMANA SANTA (ARTÍCULO Y POEMAS DE JESÚS HILARIO TUNDIDOR; PREMIO NACIONAL DE POESÍA DE PEÑARANDA y ARTÍCULO DE A. P. ALENCART)
Se adjunta “Emocionada luz de la memoria”, el profundo ensayo del notable poeta zamorano Jesús Hilario Tundidor, un maestro a quien mucho admiro. En él también encontrarán algunos poemas relacionados con su ciudad natal.

Aquí van dos enlaces que dan cuenta de la entrega del XXII Premio Nacional de Poesía de Peñaranda, organizado por la Hermandad de Cofradías. En el jurado están Colinas, Muñoz Quirós, Pulido, Alencart e Ignacio González. Todos ellos han participado en los Encuentros de Poetas Iberoamericanos, salvo González, que lo hará este año.



Se adjunta en PDF el artículo “¡Qué Semana Santa, mi Cristo”, de mi autoría.

CYRO DE MATTOS RECUERDA A LA POETA VALDELICE SOARES PINHEIRO (EN ITABUNA, BRASIL)
 Cyro de Mattos, participante en el XVI Encuentro de Poetas Iberoamericanos (2013), acaba de presentar este 26 de marzo pasado, ‘Canto contido’,  la obra reunida por él  de la poeta Valdelice Soares Pinherro (Itabuna, Bahía, 1929-1993). Aquí el enlace de su intervención:
LA ECUATORIANA ANA CECILIA BLUM ESCRIBE Y SELECCIONA POEMAS DEL CUBANO VÍCTOR JIMÉNEZ
 La poeta Ana Cecilia Blum, profesora en Estados Unidos y vinculada con Salamanca por su participación en el XVII Encuentro de Poetas Iberoamericanos, celebrado en octubre de 2014 y dedicado al centenario de Gastón Baquero, escribe sobre el último poemario del cubano Víctor Jiménez.

NOTICIAS SOBRE GASTÓN BAQUERO (HOMENAJE EN FRANCIA Y PREMIO EN CUBA)
Si el pasado Encuentro de Poetas Iberoamericanos se dedicó a celebrar el centenario del grande poeta cubano, lo cierto es que su obra sigue el camino que emprenden los que despacio llegan lejos. La Universidad de Pau, a través del número 5 de “LÏNEAS. Revista interdisciplinar de Estudios Hispánicos”, ha publicado un número especial titulado GASTÓN BAQUERO Y LA ESCRITURA DEL EXILIO (1959-1997) y/o Gastón Baquero et l’écriture de l’exil (1959-1997). La coordinación ha estado a cargo de Clément Animan Akassi y de Michèle Guicharnaud-Tollis. Participan, entre otros, Pío Serrano, Felipe Lázaro y Diana Aradas, que intervinieron en el XVII Encuentro.


En Cuba, el libro de ensayos de Gastón Baquero, titulado ‘Una señal menuda sobre el pecho del astro’, seleccionado y prologado por el poeta y ensayista cubano Remigio Ricardo Pavón, participante del XVII Encuentro, acaba de obtener el Premio a la Mejor Edición, otorgado por el Centro Cultural Dulce María Loynaz, de Holguín. El editor y poeta Luis Yuseff, también participante XVII Encuentro, recogió el reconocimiento en nombre de Ediciones La Luz.


MIGUEL ELÍAS, EL PINTOR DE LOS POETAS, RECIBIÓ EL PREMIO UNAMUNO, AMIGO DE LOS PROTESTANTES, EN LA CASA MUSEO-UNAMUNO DE LA UNIVERSIDAD DE SALAMANCA

Otorgado por el periódico  Protestante Digital,  el mayor portal en habla hispana de noticias evangélicas, con más de un millón de visitas mensuales, otorgo este merecido reconocimiento al pintor Miguel Elías, quien viene colaborando con los Encuentros de Poetas Iberoamericanos desde sus primeras ediciones. Más de 200 poetas de España, Portugal e Iberoamérica han sido retratados o han usado obra suya para portadas de sus libros. Por eso, y por la hermandad que me une, quise acompañarle, ‘retratando’ su obra:


AQUÍ ALGUNOS ENLACES SOBRE EL PREMIO UNAMUNO. LA REPERCUSIÓN HA SIDO EVIDENTE
(Por motivos de peso en el envío, no acompaño los PDF de las varias páginas aparecidas  en la prensa escrita)
Protestante Digital  (Noticia, audio y fotos)